EL MANTENIMIENTO ES SENCILLO O COMPLICADO? Depende!

EL MANTENIMIENTO ES SENCILLO O COMPLICADO? Depende!

Lo complicado o sencillo del “Mantenimiento” depende de nosotros

Si nos preguntamos ¿Qué hay a nuestro alrededor que no requiera de mantenimiento? Vemos que todo necesita de mantenimiento, inclusive nosotros mismos. En uno de mis artículos anteriores escribí que es una función que necesita de mucha disciplina, orden, control y seguimiento para lograr su mayor optimización. En una planta o empresa es la función más dinámica que existe, quizás mucho más que la misma operación o producción, porque están involucradas demasiadas variables.

Diversidad de equipos e instalaciones a mantener, cualquier cantidad de trabajos, tanto preventivos como correctivos, prioridades; asimismo, cualquier cantidad de materiales, partes y repuestos que se necesitan para esas intervenciones; y por supuesto el factor primordial que lo hace “Sencillo o Complicado” -las personas con sus cuatro posiciones ante el Mantenimiento-: No le interesa, No Sabe, No Puede y No Quiere; igualmente comentadas ampliamente en uno de los artículos pasados.

Ahora bien, si le diéramos la importancia que se merece, elaborando los procedimientos técnicos para que las intervenciones se hagan correctamente, tratando en lo posible que se cumplan los trabajos periódicos (rutinas); colocando materiales, partes, repuestos y herramientas de calidad; y sobre todo, registrando todo lo que se hace para ir conociendo cada día más lo que vamos y estamos manteniendo, evitaríamos de esta manera que el Mantenimiento se vuelva complicado. “A veces lo sencillo está en la punta de nuestra nariz”.

Brau Clemenza

Deja un comentario

menú