EL COSTO PSICOLÓGICO EN EL MANTENIMIENTO INDUSTRIAL

EL COSTO PSICOLÓGICO UNA SITUACIÓN NEGATIVA EN EL MANTENIMIENTO

Las personas que están involucradas en la gestión del mantenimiento deben saber que las intervenciones deben estar dirigidas principalmente e  inequívocamente a los equipos críticos de la planta. ¿A qué llamamos “Críticos”? A todos aquellos que de fallar pueden causar un impacto negativo principalmente a: personas, ambiente, equipamiento y por último, producción de bienes y servicios; siempre en este orden. El daño a persona(s) o algún miembro físico de éstas no se puede recuperar, y muchos menos una vida. De igual manera, aunque muchos no le dan importancia al ambiente, éste debe tener una atención primordial.

 Ahora bien, todos sabemos que tanto la producción de bienes y el equipamiento se pueden recuperar con tiempo e inversión en caso de un evento indeseable; claro, en el caso de la producción, siempre que ésta no sea un proceso de flujo continuo. Como sabemos, los procesos de flujo continuo son los que trabajan 24 horas al día los 365 días al año y que de haber una interrupción por su contexto operacional  no se podría recuperar la producción perdida, debido a que no podemos producir mas de lo que la planta fue diseñada y construida. Al igual que la mala reputación  de una empresa de servicios, como un hotel que vende imagen, esparcimiento, confort y seguridad.

Los responsables por el mantenimiento y la operación deben estar encima de los equipos críticos, claro en el buen sentido de la palabra, es estar muy pendiente de ellos; y no los equipos encima de los responsables del mantenimiento, afectándolos negativamente. Pero no todo es así de fácil, los impactos negativos en una planta no terminan allí. No he conocido a ninguna persona y estoy seguro que ustedes tampoco, que no haya pasado por un estado de preocupación profundo al ver que en cualquier momento un equipo pueda fallar impactando negativamente los factores anteriormente indicados. Este estado que produce: stress, angustia, impotencia, rabia, duda, temor y  preocupación, es lo que llamo el “Costo Psicológico” el cual va mellando poco a poco nuestra salud con resultados indeseables cada vez mas profundos cuando estamos expuestos a él. Podemos encontrar situaciones o estados como: dolor de cabeza, ansiedad, mareos, tensión muscular, dificultad para dormir, respiración acelerada, vomito, fatiga, insomnio, dificultad para respirar; con resultados muy negativos como: ulceras, gastritis, ACV, muerte, crisis emocional, sobrepeso, tabaquismo alcoholismo, etc. Indudablemente, además de afectar a las personas, igualmente afecta lo que llamamos “Confiabilidad Humana” de lo que tanto escuchamos hoy en día. Este costo puede afectar tanto aunque no se perciba  a los responsables de una gerencia como al personal operativo de una planta, máxime cuando no se tiene el control de la operatividad.  El Costo Psicológico” es imposible de medirlo al igual que el impacto negativo de los dos primeros “personas y ambiente ¿Cuánto vale una vida, cuánto vale un ecosistema?”. Hay muchas personas que al estar expuestos a accidente o incidentes por fallas del equipamiento han quedado marcados para toda la vida. Una experiencia de este tipo no se borra tan fácilmente, quedando afectados psicológicamente y cuyos resultados pueden ser: muerte, ACV, ulceras, gastritis, crisis emocional, tabaquismo, sobrepeso, alcoholismo. Sería interesante conocer estadísticas de cuántos trabajadores al estar expuesto a accidente o incidentes por fallas del equipamiento han optado por dejar el trabajo”. Por mi parte, durante mas de treinta años de incursionar en el área, conozco muchos casos, sobretodo en plantas de alto riesgo. De igual manera, ante estos escenarios, tampoco escapan las personas que viven en las cercanías de empresas y complejos industriales, que han optado por alquilar, vender o simplemente mudarse, debido a la ocurrencia de estos eventos negativos. De allí la importancia de quienes tiene la enorme responsabilidad de tener un control muy estricto en el seguimiento de la operación y mantenimiento del equipamiento; ejecutar sus planes de mantenimiento preventivo: tal como lo establecen  los programas de mantenimiento, y si estos no existen, elaborarlos de manera rápida y correcta;  y por supuesto, a los correctivos programables, su atención oportuna con una planificación eficiente; y las emergencias, su intervención inmediata y restitución de fallas con calidad. Un aspecto de gran importancia lo es el histórico del equipamiento en cuanto a: mantener actualizado la información de: intervenciones (correctivas, preventivas y de monitoreo de condiciones), fallas, movilidad, corridas operativas, ya que de ello depende de cuán bien conocemos la situación del equipamiento, y por consiguiente, podemos estar seguro de su confiabilidad operacional.

Para concluir, no hay nada mas peligroso para la confiabilidad Humana que una persona con cualquiera de las seis (D): Desubicada, Desorientada, Distraída, Desmotivada, Disociada y Desinformada. Y este costo tiene mucho que ver con esto. Recuerde siempre “no es hacer mantenimiento, es hacer un mantenimiento oportuno y de calidad”, y por supuesto, no olvide tampoco mi máxima “No se puede mantener lo que no se conoce”, y sobre todo, esté atento al Costo Psicológico.

Brau Clemenza

Consultor, Docente, Investigador y Articulista

1 comentario en “EL COSTO PSICOLÓGICO EN EL MANTENIMIENTO INDUSTRIAL”

Deja un comentario

menú